Elaboramos sacos térmicos para usar en frío o en caliente. Disponemos de 8 telas diferentes.
Aportando calor al saco térmico se utiliza principalmente para aliviar dolores leves de tipo muscular, articular o tendinitis.
Tanto el básico como el plegable están pensados para mejorar molestias musculares como tortícolis, contracturas en espalda o dolor de riñones
Aportando frío, es muy útil para inflamaciones producidas por golpes, esguinces, picaduras o hinchazón de pies.

 

Tipo de saco térmico:
Plegable.
Relleno:
Semillas de trigo y flor de lavanda.
Aporte de calor:
2 min en microondas o 9 min en horno a 170º
Aporte de frío:
2 horas protegiéndolo con bolsa de plástico hermética.
Presentación:
Caja Kraft color marrón.

Productos Relacionados